Medir, medir, medir...

Medir, medir, medir...

Invertir en publicidad es invertir en tu negocio y, como toda inversión, debe ser rentable. Para eso, en cada campaña deben identificarse los puntos fuertes y débiles de la misma, para afianzar unos y reforzar otros, en vistas al futuro. ¿Y cómo se hace eso? Midiendo.

Para la publicidad on line existen muchas herramientas para conocer el impacto de tus campañas. Por ejemplo, Google pone a disposición de sus usuarios múltiples estadísticas y gráficas para los anunciantes sepan qué resultado están teniendo con todo detalle. Pero en la publicidad clásica, como es el reparto de flyers o pegada de carteles, medir esos resultados no resulta tan automático. Sin embargo, se puede hacer.
  1. Coeficiente de incremento de ventas. Llevando una contabilidad diaria, se puede comparar el volumen de ventas en fechas de campaña, con los días en los que no se hace ninguna promoción, y calcular así su rentabilidad.
  2. Códigos postales. Se puede comprobar que, en algunos grandes almacenes, al abonar tu compra, en caja preguntan por el código postal de tu residencia. Eso se hace para saber de qué localidades vienen los compradores, y así establecer en qué zonas es recomendable insistir, desistir o modificar.
  3. Coeficiente de retorno. Para saber hasta qué punto una promoción concreta está dando resultado, algunas empresas lanzan un flyer con una oferta que sólo es aplicable si se presenta dicho flyer, y así poder contabilizar la respuesta.

Estos son algunos ejemplos. En Garzapp nos ponemos a su disposición para asesorarle, con la intención de obtener el mayor rendimiento en sus campañas.